Últimas tendencias en la Planeación del Mantenimiento Industrial

February 16, 2015

Por lo general, contrario a la percepción de muchos mantenedores, hacer más mantenimiento de lo necesario, desmejora la confiabilidad y afecta la disponibilidad operacional de nuestros activos productivos.  Diseñar un plan de mantenimiento con la justa medida para garantizar la máxima productividad y menores costos en todo el ciclo de vida del activo, es el principal reto de las estrategias de planeación del mantenimiento.   La meta es clara: intervenir lo menos posible, y obtener el máximo rendimiento al menor costo.

 

Para cumplir con este objetivo, es absolutamente indispensable la incorporación de herramientas de adquisición de datos, así como metodologías de validación y análisis de la información tanto como criterios de toma de decisiones para obtener y ejecutar planes de mantenimiento optimizados.  

En materia de actualización, el mantenedor, debe tener al menos los siguientes focos de atención: tecnología, conocimiento y metodologías.

 

En otras entregas hablaremos sobre tecnología, pero en materia de conocimiento y metodologías hay que mencionar algunas temáticas que deben conformar parte de la caja de herramientas del mantenedor:

 

Conceptos de Confiabilidad.  Permiten aclarar frecuentes confusiones asociadas a la probabilidad de que se presenten fallos dependiendo de variables como: tipo de modo de fallo, contexto operacional, capacidad de detección y diagnóstico, etc.  Actualmente la confiabilidad es la base de cualquier herramienta de planeación y optimización del mantenimiento.

 

Herramientas de Análisis sobre los modos de Fallo:  muestran como deben ser identificado los mecanismos por los cuales se producen los fallos, sus causas y efectos.  Se pueden mencionar:  El análisis Causa Raíz (ACR), Análisis de Modos de Fallo, Efectos y Criticidad (FMEA), Análisis de Fallas (ADF), Análisis P-M (Physical Mechanism), y muchas otras.

 

Metodologías de Optimización del Mantenimiento.  Se trata de métodos integrales que orientan la manera en como debe ser planeado el mantenimiento con el propósito de obtener planes de tareas de mantenimiento que garanticen la confiabilidad y controlar tanto como sea posible los costos de mantenimiento y producción. Se mencionan aquí al Mantenimiento Centrado en Confiabilidad (RCM), Mantenimiento Productivo Total (TPM) como las más relevantes en este aspecto.

 

Es muy probable que en materia de capacitación, los conceptos y destrezas necesarias para aplicar las herramientas y metodologías mencionadas anteriormente, no hayan sido abordadas formalmente en cursos tomados desde la academia.  Ello puede deberse a que el conocimiento asociado a la Gestión de Mantenimiento no ha parado de evolucionar y lo sigue haciendo aún.  Organizaciones de estandarización como ISO, continúan trabajando fuertemente por aglutinar criterios, discutir y lanzar propuestas de normas que puedan servir de referencia fuera de toda duda sobre como gestionar el mantenimiento de nuestros activos productivos.  

 

Ante tal escenario, es responsabilidad de las gerencias y los grupos de colaboradores encargados de la gestión de mantenimiento de velar por el debido nivel de competencias tanto como el dominio de herramientas y metodologías de ultima generación.

 

Alejandro Jiménez, es ingeniero mecánico especialista en métodos de monitoreo y diagnóstico de máquinas y sistemas,  analista de vibraciones y termógrafo infrarrojo de Nivel III, socio corporativo de American Society of Non Destrutive Testing (ASNT) e instructor asociado de International Board of Certified Trainer (IBCT)

 

Please reload

Featured Posts

El aporte del RCM a los programas de monitoreo de condiciones

July 13, 2015

1/7
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square